Hace poco decíamos que la enseñanza es el pilar de la economía y me mantengo en esa afirmación. Pero tal vez no quedaba muy claro a que nos referíamos.

No se trata tanto de la enseñanza atendiendo a los contenidos o a los niveles que alcanza la sociedad. Eso está claro que no es tan importante como el modelo educativo.

Ese es el verdadero pilar de la economía. Es básico y sus efectos son profundos e importantes.

Veamos algunas ideas relacionadas.

En USA con un título universitario tienes el trabajo casi asegurado. En España sobran títulos, puesto que no te aseguran un puesto mejor, es que ni siquiera aseguran un puesto de trabajo. Esto implica un esfuerzo adicional por parte de la fuerza productiva que no es explotado y por tanto el modelo educativo comete un grave error.

En los países en vías de desarrollo es esencial introducir un sistema educativo para lanzar su economía. Sino siempre dependerán de las ayudas y no prosperarán. En este caso los contenidos son importantes puesto que no existe un nivel básico de conocimientos y por tanto sus economías lo sufren.

Pero este nivel de conocimientos deja de ser lo realmente importante cuando ya no hablamos de países subdesarrollados o en vías de desarrollo. Cuando de lo que hablamos es de unas economías en plena competición, en un mundo globalizado, entonces lo importante es el modelo educativo, los valores que transmite y el tipo de sociedad, entendida como motor de la economía que provoca.

Si el modelo educativo NO enseña valores esenciales, reales y existentes, aunque a muchos no les (o nos) gusten en algunos casos u ocasiones, como el valor del esfuerzo, que existen consecuencias para nuestras decisiones, que tenemos obligaciones además de muchos (demasiados) derechos. Es imposible que una economía pueda afrontar retos relacionados con la competitividad, la optimización, la excelencia,…

Entonces es cuando una sociedad tiene que asumir su sitio en el mundo. Asumir las consecuencias y no desear lo que no puede tener.

Atendamos a los modelos educativos, a las estructuras escolares y universitarias de los paises y la correspondencia con su situación económica a nivel global y las similitudes son obvias.

PD: Son más importantes las actitudes (modelo educativo, competitivo) que las aptitudes (contenidos, nivel de estudios)

Tagged with:
 

Leave a Reply