El concepto de Web 3.0 hace referencia a una evolución natural del potencial que la disponibilidad de la información permite.

Web 3.0

Web X.0 Evolución del concepto.

Partimos del hecho de que la información está disponible y es accesible gracias a la gran cantidad de terminales y posibilidades de conexión.

Es más ,  el concepto de Web 2.0 referido a la generación de contenidos por parte de los usuarios proporciona una información adicional más relevante. Puesto que al ser contenidos generados, compartidos y valorados es posible analizar la relaciones existentes y la relevancia que tienen.

Permitirá evolucionar en los modelos de utilidad de uso de la información.

“Twitter puede predecir la bolsa” !!

Por tanto la evolución natural consistiría en aprovechar la capacidad de relacionar la información para mejorar la forma en que está disponible.

Una vez que la disponibilidad deja de ser un problema, una vez que la información ya está disponible siempre y en cualquier lugar. El siguiente paso natural consiste en mejorar la forma en que se presenta, en mejorar la experiencia del usuario.

Web 1.0

El éxito de Google no es otro que el de establecer un mecanismo, a través de su famosa formula de PageRank, para poner a disposición del navegante enlaces a los contenidos más relevantes. Hace la búsqueda de información sencilla y efectiva.

Mejoras en la capacidad informativa.

Web 2.0

El éxito de FaceBook no es otro que permitir a través de una plataforma la operatividad entre los usuarios de la red. Y tiene que estar atento continuamente para cubrir todas las expectativas, atento a que significa “operatividad”. De momento parece que está referida técnicamente a la posibilidad de compartir contenidos, pero el hecho es que ha permitido la generación y desarrollo de relaciones, algo mucho más importante.

Mejoras en la capacidad operativa.

Podríamos discutir acerca de si son SO, HUB o simples plataformas.

Y a pesar de que Google, FaceBook, Twitter, Cloud Computing y demás conceptos dan para próximos post,  lo que si podemos observar rápidamente es que no sólo han permitido aprovechar las utilidades de la información accesible sino que además han generado cantidades ingentes, masivas y directas de conexiones entre esa información y sobre el grado de relevancia de dichas conexiones.

Existe incluso datos acerca de las propias interacciones de los usuarios, siendo este el asunto que más preocupa.

Partiendo de esta situación sólo falta dar un “sentido” a estas relaciones para conseguir una evolución espectacular a la utilidad informativa.

Nosotros los simples y mortales humanos disponemos de información en nuestro repositorio neuronal, tenemos la capacidad de acceder a ella de forma rápida según la precisamos. (Web 1.0).
Podemos compartirla a través de la comunicación y somos capaces de adaptarnos y evolucionar conforme las posibilidades comunicativas aumentan. Desde la carta al mail, desde el sms a Twitter. (Web 2.0).
Y también somos capaces de escribir post como este donde lo básico ya no es disponer de los contenidos o conocimientos, ya no nos preocupa si estará disponible en todo momento o lugar. Es algo más importante, relacionado con la capacidad de establecer relaciones entre los conceptos y organizar su exposición en función del grado de importancia que consideramos que tienen.

Aquí es donde la Web 3.0 puede y debe evolucionar como #concepto.
A partir de aquí, empezaremos a hablar de nuevas tecnologías y vocabulario específico como Web Semántica, “Data web”, “SOA”, “3D” y otros muchos que aparecerán. Aunque en todo caso a pesar de que las tecnologías estén disponibles lo importante como siempre será observar como los usuarios afrontan las nuevas posibilidades que nos brindan, cómo las adoptan y a que velocidad lo hacen.

Si se me permite creo que podemos divagar sobre lo que será la web 4.0.
Es posible que el siguiente paso consista en mejorar la capacidad transaccional de la información. Puesto que otra de nuestras capacidades es la de realizar transacciones, decidir y ejecutar, tal vez la Web 4.0 este basada en la disponibilidad de mecanismos que permitan agilizar todas aquellas transacciones donde la ejecución consiste un una simple intercambio de información.

———–

Un ejemplo de toda esta evolución puede ser la forma de preparar un viaje.

– Web 1.0:  Permite la disponibilidad de información relativa a hoteles, vuelos, espectáculos, etc. Permite incluso adquirir los productos o servicios informados.

– Web 2.0:  Potencia la capacidad de compartir información sobre los viajes entre los usuarios, opinar, plantear opciones ,…

– Web 3.0:  Se centra en las relaciones de las distintas informaciones disponibles, la relación existente entre ellas y permite una estructuración optimizada. Mejora la “Web 1.0”, introduce mecanismos de la “Web 2.0” pero además será capaz de presentarnos la información optimizada según su riqueza e incluso nuestros propios gustos.

(Web 4.0) Establece los mecanismos para ejecutar transacciones que agilizan la ejecución. Aceleran las transacciones. Con una simple decisión se contratarán todos los servicios necesarios para realizar el viaje y  que todas las partes queden informadas.

Me temo que los modelos de negocio actuales van a cambiar muchísimo más de lo que imaginamos.  En todas las evoluciones de la “Web x.0″ se han transformado profundamente las conductas de los consumidores y clientes.

 

Leave a Reply