Tal vez uno de los principales errores que cometemos a la hora de enfrentarnos a las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías es centrarnos en los aspectos técnicos, poner demasiado la atención en la capacidad técnica que tienen e incluso hacerlo de manera exclusiva. Es frecuente encontrar blogs tecnológicos o artículos de revistas especializadas que nos explican cómo funciona un nuevo gadget o un nuevo software, cuál es su aspecto innovador respecto a otros anteriores, en que se basan, etc… dando todo lujo de detalles técnicos que para muchas personas son absolutamente incomprensibles. Eso está muy bien y puede resultar útil e interesante a un sector de la población bastante especializado en esos temas pero lo verdaderamente interesante, lo que hace que estas tecnología tengan éxito no es lo que se puede hacer con ellas de modo técnico (que también lo es), sino el impacto que pueden tener cuando estén disponibles y extendidas a una gran parte de la población.

Lo más interesante de las nuevas tecnologías es saber cómo se utilizarán, cómo entrarán en la vida cotidiana de las personas, cómo los usuarios interaccionarán con ellas. Y para hablar de ello, poniendo un ejemplo, utilizaré el caso del Ipad que se está postulando como el mejor gadget tecnológico del 2010. Algunos aspectos que nos puede interesar conocer ante una nueva tecnología son:

– La velocidad a la que se adoptan dichas tecnologías. No debemos confundir la velocidad a la que los usuarios empezarán a usarlas y encontrarles utilidad, con las velocidades a las que están disponibles. Es decir, cúanto tiempo pasó desde que Jobs hizo la presentación del producto, llegó a las tiendas y se empezó a usar. Podemos decir que el Ipad ha batido casi todos los records en velocidad de adopción siendo como era algo que creaba una nueva categoría en el mercado. Sabemos que Apple es especialista en esto, ya lo hizo con el Iphone, pero ha sido capaz de repetirlo de nuevo y con un producto que no es precisamente barato.

– La interacción que tiene el usuario con ellas. Hemos de fijarnos en cómo usa la persona esa nueva tecnología, aspectos como el lugar en dónde la utiliza (en casa, en el trabajo, en la calle, etc), el momento en que la usa, las diferentes formas en que las utiliza, los usos que descubre y para los que no estaban de entrada previstas, las nuevas necesidades que suscita, etc…
En este aspecto el Ipad también ha sido espectacular ya que ha reemplazado sin ser lo mismo, a los notebooks para algunos usuarios y ha creado la categoría tablet, generando en muchos potenciales consumidores una necesidad que hasta ese momento no tenían.

– E incluso, hilando fino, nos podemos fijar en los cambios de conducta que a medio o largo plazo pueden provocar esas nuevas tecnologías. De hecho es tanto el impacto que se cree que algunas de estas nuevas tecnologías pueden tener que se las llama tal vez de un modo un tanto rimbombante “tecnologías disruptivas que pueden provocar cambios de paradigma”. Aún es pronto para saber si el Ipad conseguirá eso, pero está en el camino. Por citar sólo el caso de las publicaciones, los periódicos tradicionales se han apresurado a sacar versiones para Ipad (algunas de pago) ya que uno de los usos del Ipad es la lectura de prensa escrita (este estaba previsto). Y algunas revistas, como Project, han sido creadas exclusivamente para Ipad, inaugurando en cierto modo una nueva categoría de publicación, a caballo entre la prensa escrita y la página web, con posibilidad de vídeos, links e interacción. Y junto con Android y la Applestore, el mundo de las aplicaciones está cambiando el modo en que nos relacionamos con Internet.

El verdadero potencial de cualquier tecnología reside por tanto, no en su grado de complejidad técnica, sino en su capacidad de llegar a provocar cambios importantes en el “entorno” que hace uso de la misma, como hemos visto en el ejemplo citado. Será bueno también ver además de la velocidad de penetración de la nueva tecnología el tamaño e importancia que puede llegar a tener. Era relativamente fácil de prever que los early adopters y fanboys comprarían el Ipad. Esta previsión se ha visto desbordada por una demanda mayor de la esperada por ese grupo, dando paso también a los consumidores más conservadores y pragmáticos, que han visto la utilidad del Ipad de manera rápida. Pero es posible que debido a su precio, el techo de adopción esté próximo a alcanzarse (y fuera del mundo occidental, como por ejemplo en África, la posibilidad de que se expanda us uso es muy escasa), aunque los más optimistas pronostiquen aún un gran recorrido en las ventas.

Por poner un ejemplo de otro ámbito completamente diferente nos podemos fijar en la tecnología nuclear, cuyo uso no se realiza de manera directa por parte de muchos usuarios y en cambio ha provocado cambios enormes, incluso de orden mundial y en campos tan relevantes como la medicina.

Y siguiendo con ejemplos del ámbito tecnológico encontraríamos la propia Internet y su desarrollo, que aunque de una parte es muy rápido en su evolución, su verdadero impacto, comparado con el potencial que tiene, es menor de lo esperado, pues su velocidad de adopción también es menor de lo que se habia estimado.
No llega a gran parte de la población y a una parte de la que sí llega, lo hace sólo en algunas de sus formas más simples: correo, messenger, etc…

Eso nos hace ver que independientemente de la capacidad de la tecnología en sí misma, NOSOTROS desarrollamos en gran parte el control sobre ella, pues al final es su uso lo que prima y la multitud de formas de aplicación que puede tener, sean o no estas para lo que fue concebida esa tecnología.

En el plano de los modelos de negocio sería interesante por tanto evaluar los proyectos y opciones en función de todos estos factores citados.
Es conveniente medir el impacto que algunas tecnologías pueden tener y hacerlo evaluando en la medida de lo posible, no solo las posibilidades tecnológicas sino el alcance que pensamos que tendrá (a quién puede realmente llegar e interesar) y la velocidad (el cuándo) a la que afectará a nuestros clientes.

Javi Sagan

Tagged with:
 

4 Responses to ¿Cuál será el verdadero impacto de la tecnología?

  1. CopiRed says:

    Muy Interesante el articulo, en realidad creo que la tecnología ha tenido un gran impacto, es increíble todo lo que se puede hacer por este medio, cosas que hace uno años eran inimaginable para la población, y lo mejor es que día a día nos sorprendemos aun mas con las aplicaciones que salen al mercado.

    Saludos.

  2. La tecnología se ha metido tanto en nuestras vidas, hasta el último y más mínimo detalle, hasta en una tarjeta navideña, como las que HP te ofrece desde facebook para que le mandes a todo mundo por medio de facebook http://bit.ly/9W0PBX

  3. […] Blog de JaviSagan Proyectos e ideas de emprendedores para emprendedores. Saltar al contenido InicioBibliografíaVisión ← ¿Cuál será el verdadero impacto de la tecnología? […]

  4. […] valor. Es preciso entender cuáles son los cambios reales que se producen en el mercado y a que velocidad se hacen efectivos, cómo cambian las actitudes de nuestros clientes y las capacidades de nuestros competidores o si […]

Leave a Reply