Este es un pequeño resumen de la ponencia de D. Jordi Pujol el día 22 de Febrero en Zaragoza dentro del ciclo “Encuentros para la Competitividad – Aula Abierta“, organizado entre el Instituto Aragonés de Fomento dentro de su Programa Empresa, Universidad San JorgeIberCaja.

Sinceramente creo que en la ponencia expuso algunas de sus ideas principales sobre la situación actual,  los puntos débiles de este país y qué es preciso para mejorar la situación. Desde luego está claro que apelaba a la necesidad de un liderazgo claro y determinado. Algo en lo que él seguro que tiene experiencia dada su trayectoria.
El lenguaje fue de lo más sencillo para abordar temas de una complejidad importante y para transmitir ideas que de otro modo podrían parecer excesivamente radicales, aun cuando todos sabemos que son realistas.

Lo curioso es que si trasladamos sus opiniones, centradas en la situación general, al mundo empresarial tenemos un gran repertorio de directrices y recordatorio de aspectos esenciales para la competitividad. Aun cuando empezó diciendo que el tema de la ponencia “Gobierno y confianza. Autoexigencia y competitividad” era interesante pero que él pretendía hablar “de lo suyo, vamos de sus opiniones y que tenía para rato”. La verdad es que carisma no le falta.

Entre las ideas a destacar de la exposición, considero que las siguientes son las principales:

ECONOMÍA

Algunos de los aspectos esenciales para entender la situación y cómo la habíamos alcanzado.

– En España el sector público tiene un peso importante en el PIB, de hecho en Aragón supone cerca del 13%.

– Hemos vivido una larga etapa de frivolidad económica. Una época de gran arrogancia en los mercados exteriores en la que el crecimiento ha sido malsano.

– Estamos en el fondo de la piscina y tratamos de salir a flote, lo principal es no ahogarnos en el esfuerzo.

– Se trató de puentear esta crisis y desde Mayo de 2010 no mandamos en España, manda la UE y en menor medida nos aconsejan desde otros “polos económicos”. España está bien atendida, pero está en la UVI y la visita un especialista, no su médico de cabecera.

– Nuestro crecimiento se ha basado en unos pilares que no permitían la mejora de la productividad y la competitividad.

– Nos hemos comportado como “nuevos ricos”, de ser un país sensato y trabajador, con cierta envidia, pasamos a mejorar nuestra capacidad económica y nuestra mayor preocupación se convirtió en demostrar que las cosas nos habían salido muy bien, en demostrar que éramos ricos, en lugar de comportarnos como tales. Somos un país de éxito partiendo de una situación modesta y lo digerimos mal.

SOCIEDAD CIVIL

Otro de los aspectos que introducía constantemente en su ponencia era el de la sociedad civil como elemento principal de toda expectativa.

– El peligro del pesimismo es algo que debe tenerse muy en cuenta.

– Es imprescindible mantener una moral cívica, ciudadana y ¿porqué no? incluso religiosa. No por su contenido sino por su capacidad de potenciar la ética de la sociedad. Los controles se saltan, y se precisa una formación en valores para que la gente joven, cuando las ocasiones de pecar aparezcan, puedan enfrentarse a ellas con valores y convicciones éticas.

– Sin una sociedad civil digna un país fracasa y España tiene buenas cartas pero tenemos que saber jugarlas.

– En este momento la sociedad civil vive una situación de inquietud y desazón que es preciso corregir con urgencia.

– El dinero tiene que ser tratado como un bien común, destacar su potencial como instrumento social.

POLÍTICA

– La destrucción del adversario como estrategia no es buena táctica y es un signo inequívoco de mala salud.

– Los países sin buena política no progresan a pesar de que la sociedad civil no permita que fracasen.

– La función principal de la política es definir los caminos a seguir y tomar decisiones. En muchas ocasiones existirán intereses contrapuestos y causas nobles y justas pero también contrapuestas. El líder tiene que tomar las decisiones oportunas.

– La política tiene que orientar a la sociedad civil y dejar claro su objetivo y cuál va a ser la estrategia.

– La política debe estar al servicio del bien común por definición. Es cierto que degenera, normal pues es algo inherente al poder y por tanto se precisa la vigilancia pero más aún la formación política en valores y convicciones al igual que la sociedad civil.

– La política debe tener las ideas claras, la mente serena y actuar con arrojo y valentía. Es el ejemplo principal de la sociedad civil.

EL MODELO

Para terminar D. Jordi Pujol hizo referencias al modelo de bienestar europeo que también muchos nos cuestionamos.

Argumentó que es completamente válido, es posible que precise de alguna corrección y  es el modelo en el que se quieren ver reflejadas las economías emergentes. El motivo no es otro que la capacidad de dicho modelo de aportar seguridad y construir una sociedad más justa y humana. Es posible que no sea el modelo que genera más riqueza, pero si es el que mejor la reparte, a pesar de sus imperfecciones. Como ejemplo indicó que un indio tiene e Europa como referencia y no a EEUU o China.

Resumiendo.

La política tiene que asumir que parte de la solución de la situación económica tiene que pasar por su capacidad de obtener rendimiento de la sociedad civil. Y que ésta es una tarea común, en la que también están incluidos los medios de comunicación.

Siento sinceramente que el resumen no permita exponer la conexión de todos los puntos completamente, pero desde luego se puede percibir porque existen personajes públicos en este país con los que puedes estar más o menos de acuerdo, pero que desde luego te hacen reflexionar. Y eso es algo muy necesario.

Personajes que se pueden permitir el decir cosas como “en política mentir durante los tres meses anteriores a las elecciones puede ser válido, para ganar, pero después es preciso actuar de forma sensata” y te ponen como ejemplo las elecciones del 82.

Al más puro estilo de “el fin justifica los medios y más si el fin es el bien común”.

Agradecer al IAF y su Programa Empresa, a la Universidad San Jorge y a IberCaja el poder asistir a estar jornadas. Y escuchar la opinión de auténticos maestros de la sociedad. Y por supuesto gracias a D. Jordi Pujol.

 

 

Resumen de ideas:

La POLÍTICA debe dirigir a la SOCIEDAD CIVIL para poder arreglar la SITUACIÓN ECONÓMICA. Y parecía que no hablaba de nada relacionado con el título de la ponencia: “Gobierno y confianza. Autoexigencia y competitividad” Al estilo de los grandes maestros.

El 23 de Marzo tendremos la oportunidad de escuchar a D. Jordi Sevilla hablar de “Una administración pública al servicio de la competitividad” seguro que no defrauda.

 

Tagged with:
 

Leave a Reply