Un ejercicio básico muy recomendable para entender el posicionamiento y la ventaja competitiva consiste en analizar los siguientes casos:

Adidas Vs. Nike
Mercedes Vs. Audi Vs. BMW
Vodafone Vs. Orange Vs. Movistar
Zara Vs. Mango Vs. H&M

y luego otros más cercanos o acotados. Se trata de reflexionar sobre los valores que los identifican, la imagen que proyectan, cuáles son las diferencias que los distinguen, la apuesta que realizan.
Y después tratar de encontrar cuales la ventaja competitiva que han desarrollado y que les permite mantener ese posicionamiento.

Desde luego son casos de marcas reconocidas y no es preciso acudir a ellas para realizar el ejercicio. Se pueden analizar casos más cercanos como por ejemplo el de las secciones de librería de:

El corte Inglés Vs. FNAC Vs Libreria General

Todas ellas a menos de 500 metros en pleno centro de Zaragoza.

Lo que si es cierto es que en todos los casos propuestos nos referimos a mercados maduros donde la competitividad es más importante. La cuestión es que por pequeño que sea nuestro proyecto, nuestra empresa, su potencial reside en que el posicionamiento esté claramente definido y trabajar para conseguir o mantener la ventaja competitiva que lo posibilita. Es la base del éxito.

Tagged with:
 

Leave a Reply