Puede que se esté convirtiendo en un problema el hacer de la palabra “emprendedores” algo tan general. Son muchos los que empiezan a creer que tener, participar o empezar un proyecto es emprender.

Pues resulta que NO. Últimamente se habla mucho de equipos, de ideas, de planificación y un sinfín de asuntos y temas “colaterales” y nada de eso importa si no existe compromiso y respeto.

No hablemos de proyectos, sino de una visión de dónde queremos llegar, de un objetivo por el que estamos dispuestos a sacrificarnos, que es lo que realmente demanda el emprender de verdad.

Y, por supuesto, tenemos que creer en nuestra capacidad, el emprendedor tiene valores muy definidos  pero además de demostrarlo y pregonarlo tiene que saber mantener el respeto hacia los demás. Respeto a su persona, a lo que arriesgan, a lo que son y a loque quieren ser.

El compromiso y el respeto son esenciales para crear equipos sólidos, cumplir las planificaciones, centrar y pivotar ideas, para alcanzar los objetivos al fin y al cabo. En una palabra, esenciales para emprender.

Sin compromiso no hay gloria y sin respeto no hay oportunidad.

PD: No debería ser yo el primero en tirar la piedra.

Tagged with:
 

2 Responses to Compromiso y respeto

  1. Pablo says:

    Totalmente de acuerdo Javi, ningun equipo es bueno, si no se tiene un compromiso firme y muy definido, sobre todo de objetivos y dedicatoria, esto nos llevara a cumplir con los plazos, algo tan importante como fundamental en cualquier proyecto, me ha gustado mucho Javi, felicidades.

  2. Roberto A. says:

    Buen articulo Javier. El compromiso y el respeto son fundamentales en toda empresa esté empezando o no, y debe regarse todos los días. Dos buenos ingredientes para conseguirlo son la transparencia y la lealtad. El primero es necesario para mantener ese compromiso al día. No es posible mantenerlo en algo que sufre cambios (lo más normal en lo que empieza) y no han sido explicados. A todos se nos ocurren razones (las hay de lo más mundanas) para perder ese compromiso, pero con transparencia se pueden superar. Y sin lealtad el respeto es complicado de mantener.
    (Tampoco voy a tirar la primera piedra, ni la décima. Pero de todo se aprende)

Leave a Reply